La defensa de la tesis

Posted Antonio Rojas Castro Investigación

[Texto leído el 20 de noviembre de 2015 a las 12.00 ante un tribunal formado por los doctores Mercedes Blanco, María Morrás y Jeremy Lawrance.]

Buenos días, miembros del tribunal y asistentes:

Debo empezar mi intervención dando las gracias al Dr. José María Micó por su generosidad y confianza: otra persona no hubiera creído en mis capacidades cuando le propuse editar las Soledades y, además, hacerlo pensando en digital.

Voy a intentar que mi intervención sea breve e interesante. En los últimos días he estado pensando en mi tesis desde la perspectiva de un novelista: ¿a qué género de ficción pertenecería?, me preguntaba. Sin duda se parece a esas historias en las que personajes desconocidos se cruzan un instante debido al azar y el rumbo de sus vidas cambia por completo. También tiene ingredientes de una novela de viajes: si algo he hecho desde que inicié mi doctorado es viajar para cotejar manuscritos, para hacer estancias de investigación en universidades extranjeras, para asistir a cursos de Humanidades Digitales y para presentar comunicaciones en congresos.

Pero sin duda la estructura general sería la de una novela policíaca: el misterio es la transmisión textual de las Soledades; el detective (por suerte o por desgracia) soy yo.

La tesis Editar las Soledades de Luis de Góngora en la era digital: texto crítico y propuesta de codificación XML/TEI es precisamente eso: una investigación en la que a partir de una serie de pistas (las variantes encontradas en los manuscritos e impresos) se reconstruye un escenario (la historia textual del poema gongorino) y, con método crítico-analítico, se consigue resolver un caso: quién es el culpable (es decir, qué lecciones son corruptas y, por tanto, cuál es la lección auténtica, la que se puede atribuir al autor). Se trata de una investigación sobre crítica textual porque he intentado editar las Soledades de Góngora; pero quería hacerlo valiéndome de las propiedades del medio digital para publicar una edición interactiva en la que el usuario pudiera explorar la información codificada. Y aquí reside la contribución más importante: he conseguido, creo, que la edición del texto y la codificación en XML sean indesligables. Estoy convencido de que si lo digital no transforma el modo de editar un texto la tarea carece de sentido.

A continuación, me gustaría hablaros de la motivación de mi trabajo y para ello debo remontarme cuatro años atrás. Hacia el año 2011 yo trabajaba en una editorial del grupo Planeta; como todo escritor frustrado, quería ser editor; así que cuando obtuve mi beca FPI, dejé mi empleo como asistente editorial y me puse a investigar pensando que sería un camino más sencillo. Además, quería experimentar, quería hacer algo nuevo, algo que no podía hacerse en una empresa debido a la tiranía del mercado. Por supuesto, estaba equivocado porque la universidad actualmente está sujeta a condicionantes económicos y la innovación digital aún suscita resistencias. Antes de darme cuenta de todo esto tuve que aprender el valor de la tradición filológica y cuál es el fundamento de la representación de textos con lenguaje de marcado de tal modo que el ordenador pueda procesarlos y publicarlos en la web.

El trabajo que hoy defiendo, pues, es bicéfalo: por un lado, he revisado la transmisión textual de las Soledades, he cotejado 22 de testimonios para encontrar variantes de autor, he puesto a prueba la cronología de Dámaso Alonso y Robert Jammes y he intentado corregir las lecciones corruptas contenidas en el manuscrito Chacón; por el otro lado, he defendido que si el editor separa la codificación de la información de su presentación web es posible conciliar distintas teorías y métodos editoriales porque la web no es un producto estático como un libro impreso sino dinámico: el ordenador puede seleccionar qué datos se desean visualizar. Pese a esta bicefalia, creo que la tesis es coherente y rigurosa.

Seguidamente, voy a hablar un poco en inglés porque me gustaría conseguir la mención de Doctorado Europeo.

The document I submitted for review is a summary of my research findings. It consists of six chapters, three annexes and references.

The first chapter is a theoretical approach to scholarly editing. It addresses the major editorial traditions such as neolachmannianism, documentary editing, genetic editing, etc. I argue that the digital scholarly edition should be, above all, interactive. I think the main merit of this chapter is that it provides the audience with a critical and syncretic vision on current theories and methods.

The second chapter is an exposition of XML/TEI encoding. It covers the XML syntax and the TEI vocabulary in detail. Although there are several articles in Spanish on TEI, I think it’s a good introduction.

The third chapter is my favourite because it focuses on the textual transmission of the Solitudes. This is a very complex transmission due to the large number of manuscripts that contain Góngora’s poetry, to the dispersion of the corpus and to the fact that the author rewrote his poem after 1613. I must confess I enjoyed working with manuscripts and printed editions and examining Dámaso Alonso and Robert Jammes’s editions of the Solitudes. It was at this point in the investigation when I realized that we still do not know much about the genesis of the poem and its early dissemination. In considering the evidences and reviewing what Alonso and Jammes had said, I discovered that some pieces were missing. The inclusion of the manuscript 2056 in this puzzle was decisive.

I am very convinced that Góngora wrote, spread and corrected on the fly, that this process must have extended beyond 1614 and that the poet had in mind what critics were saying about his poem so he could make changes to it. I also believe that the dissemination of the Soledad segunda did not take place until 1617.

The fourth chapter was the most difficult to write because I had to present my editorial criteria and justify my decisions. After classifying the witnesses from different points of view, I explained my interventions on the following aspects of the text:

  • word separation;
  • regularization;
  • accentuation;
  • abbreviation;
  • errors;
  • and capitalization.

All my interventions were designed to enable the user to access to the old and modernized spelling of the text transmitted in the Chacón manuscript. The critical text of the final version of the Solitudes was created thanks to the comparison of 21 witnesses; particularly problematic are 12 verses in which Chacón may contain corruptions. Of course, all these readings are subject to debate and I’m looking forwards to hearing your comments in this regard.

The final section of this chapter is a comprehensive review of the variants that I found in 21 witnesses. The collation, I think, allowed me to distinguish between scribal variants and authorial variants and to correct both versions of the Solitudes. I’m particularly proud of the finding of a few verses that so far have remained unpublished and that I believe they must be credited to Góngora.

The fifth chapter is an explanation of my XML/TEI markup. My encoding criteria were designed to lead to an interactive edition in which the user could access the old and modernized spelling of the base text, navigate the poem in a number of ways and filter variants according to witness and type. I must confess that modelling the textual variation was very complex. It took me a long time and I had to modify it twice in order to retrieve the information.

Los principales problemas a los que me he tenido que enfrentar son tres: en primer lugar, la dificultad de llevar a cabo la recesión y colación de los testimonios debido al número elevado de manuscritos existentes; creo que a menos que se automatice y se socialice este proceso, la construcción de un estema seguirá siendo casi imposible y, por tanto, el establecimiento de los textos gongorinos menos sólido de lo deseado.

En segundo lugar, la Text Encoding Initiative tampoco pone fácil la tarea de codificar la variación textual porque presupone que las variantes se reducen a la medida del verso en el caso de los poemas. Desde que deposité la tesis hace dos meses, sin embargo, ha habido algunos progresos: el modelo conceptual de las etiquetas que se utilizan para codificar el aparato, el lema y las variantes ha sido modificado para permitir la inclusión de las etiquetas que se utilizan para codificar versos, estrofas y partes del texto; creo que ahora es posible representar la variación estructural de manera más fiel.

Aún así, los ejemplos que ofrecen las Guidelines son muy escasos y sencillos; no sirven para representar una variación textual tan compleja como la de las Soledades. De hecho, desde que entregué la tesis he revisado los valores del atributo @type y he añadido el atributo @varSeq para asignar un número de secuencia.

En último lugar, el problema más evidente es que hasta ahora me he centrado en el establecimiento del texto y la codificación XML/TEI. Por desgracia, aún no he podido publicar la edición en internet. Para llevar a cabo la publicación necesito profundizar en el conocimiento de otros lenguajes como XSLT y JavaScript. O bien obtener ayuda por parte del servicio informático.

El documento que el tribunal ha leído también contiene tres anexos importantes: el primero es una descripción de los testimonios cotejados; el segundo es la transcripción paleográfica y la modernización de Chacón en columnas paralelas; y el tercero es la versión primitiva y la versión definitiva también dispuestas en dos columnas. He incluido estos textos para que se puedan evaluar mis decisiones editoriales; ahora bien, no pueden identificarse con la edición en sí porque falta el componente interactivo. En otras palabras, mi investigación, en realidad, va más allá del documento impreso que ha sido evaluado.

Es por este motivo que me gustaría enseñaros rápidamente cómo funciona la plataforma de publicación TAPAS y cómo una herramienta llamada TEI Critical Edition Toolbox visualiza la variación textual.

TAPAS permite subir archivos XML/TEI para su publicación y preservación. Lo que más me interesa de esta plataforma de publicación es que permite elegir entre una vista que mantiene la grafía original, otra con la grafía modernizada y una tercera que muestra el etiquetado TEI. La plataforma también indexa las partes del texto de tal modo que se puede navegar cómodamente y visualiza imágenes. Todo ello siguiendo estándares de publicación y de metadatos como Dublin Core.

La segunda herramienta visualiza las variantes de dos maneras: por un lado, en ventanas emergentes y con abreviaturas en latín; por el otro, en columnas paralelas. Por desgracia, no permite elegir entre la transcripción paleográfica y el texto modernizado y tampoco se puede filtrar por tipo de variante o secuencia numérica.

Insisto en que ninguna de estas plataformas o herramientas permite visualizar la edición de manera óptima pero creo que pueden sugerir una idea sobre la dirección en que me gustaría seguir trabajando en el futuro.

Antes de ceder la palabra al tribunal, me gustaría señalar una serie de erratas que espero enmendar en la copia digital que estará disponible en el repositorio de la Universitat Pompeu Fabra. Son siete erratas que se encuentran en las siguientes páginas:

  1. XII: “a que permite” –> sobra la preposición “a”.
  2. XIII: “es ocioso negar que la creación y distribución de contenidos digitales no requieren” –> sobra “no” y sería mejor “se rigen”.
  3. Varios lugares: “doceavo”, “onceavo”, etc.  –> mejor “duodécimo” y “undécimo”.
  4. 65: “pues las lecciones erróneas que contiene Chacón y que Jammes rechaza, no se distinguen” –> sobra una coma entre sujeto y predicado.
  5. 94: falta cursiva –> “Ven, Himeneo, ven”.
  6. 461: Journaul –> Journal
  7. 466: Orduna, Javier –> Orduna, Germán

Para recapitular creo que el valor de esta investigación reside en que mira hacia el pasado y hacia el futuro; con esta tesis he intentado valerme de la tradición ecdótica para realizar una edición interactiva de las Soledades que sirva de herramienta de investigación; a fin de conseguir esto he revisado el proceso genético del poema, he cotejado 22 testimonios, he transcrito el texto transmitido por Chacón, lo he regularizado y he distinguido entre variante de copista y variante de autor.

Tras codificar toda esta información, he llegado a la conclusión de que el modelo XML/TEI es adecuado para construir ediciones críticas… aunque se necesita desarrollar algunas mejoras en parte ya atendidas por la comunidad TEI; en el futuro espero revisar el texto establecido, cotejar algún manuscrito más, mejorar el método de codificación y conseguir publicar la edición en internet. El documento que ha sido evaluado es solo una propuesta; por ello, estaré muy atento a las aportaciones de los miembros del tribunal.

Muchas gracias.

Antonio Rojas Castro holds a doctorate in Humanities from the Universitat Pompeu Fabra (Barcelona, Spain). He is currently working as a researcher at the Cologne Center for eHumanities and contributing to The Programming Historian en español.

Deja un comentario